Love Of Lesbian conquistó el fin de semana murciano

Una visita de Love Of Lesbian a Murcia siempre es una muy buena noticia que asegura el lleno en la sala, pero algunos pensaron que los regalos navideños se adelantaban al conocer una segunda visita tan solo un día después. Todo un puntazo para Sala Stereo. El sábado 17 de diciembre fue el primero de los días elegidos por el grupo catalán para su concierto en Murcia, en formato acústico para la ocasión. Las entradas se vendieron en un tiempo récord por lo que, para delirio de los fans y del público murciano, la banda y la sala Stereo anunciaron un segundo día, el domingo 18. Un fin de semana repleto de buenas canciones.

El amor de los lesbianos ha calado hondo a lo largo de los años en Murcia por lo que se colgó el cartel de todo vendido en la sala Stereo meses antes del día de la actuación. Estaba previsto que las puertas se abrieran a eso de las 23:00 horas, pero la gente llevaba desde las 17:00 haciendo cola y soportando las frías temperaturas de este fin de semana de entre 6 y 11 grados. Eso se considera frío aquí en Murcia. La gente se iba poco a poco colocando y tomando posiciones en una larga fila india de varias decenas de metros de distancia, hasta que las puertas se abrían, con un poco de retraso, como es normal en estos casos.

Una vez dentro ya se notaba el calor de la gente agolpándose en las primeras filas como si no existiera un mañana. Menos mal que pronto encendieron un poco el aire. La sala Stereo estaba a pleno rendimiento, todos los motores rugían ansiosos esperando la salida al escenario de Santi y Jordi. A eso de las 23:50 más o menos cogían asiento en sus taburetes los dos componentes de Love Of Lesbian y el público estallaba. Había muchas ganas de recibir de nuevo al grupo.

Ya sonaba la voz profunda e inconfundible de Santi, y lo que viene a continuación de esto fue una continua locura que evolucionaba hasta cotas insospechadas. Imposible resaltar una canción de entre un repertorio cargado de letras emocionantes. Parece increíble que con dos guitarras y la voz de Santi salgan melodías de tal calado y que hagan bailar y cantar a, aproximadamente, 450 personas. Y es que con una trayectoria de una década encima de los escenarios y con multitud de alabanzas de crítica y público, están a punto de meterse en el estudio de grabación para preparar el que será su séptimo álbum, que empezarán a grabar en enero, según dijeron a los asistentes de sala Stereo.

Algunas de las joyas de Love Of Lesbian estaban ya sonando y siendo coreadas, de principio a fin, sin descanso por un entregado público que, además, no dudó en acompañar con palmas, todo un espectáculo digno de ver. Delicadas baladas como “Universos infinitos”, el tema con el que se abría el álbum ‘Cuentos chinos para niños del Japón’ o “Un día en el parque” hacían emocionarse a más de uno, al igual que “Limousinas” o “Me llaman octubre” de su primer disco en español, ‘Maniobras de escapismo’ hacían cantar al público mientras se balanceaban de un lado a otro abrazados. Muy bonito.

El concierto fue un auténtico repaso por sus tres discos en español. No dejaron nada en el tintero. Tan pronto estaba sonando “Música de ascensores” como de repente “Allí donde solíamos gritar”. Todo un tobogán de emociones y felicidad intangible, pero que se notaba en el ambiente y, sobre todo, se veía en las sonrisas y en los ojos de la gente. Santi y Jordi estaban disfrutando encima del escenario y eso lo contagiaban a todos los allí presentes.

“Los colores de una sombra”, “La niña imantada”,  o “Algunas plantas” comenzaban con una breve y divertida introducción de Santi explicando con su sentido del humor hechos que conectaban directamente con la canción en sí, pero sin duda el mejor ejemplo de esa vena literaria que le sale, fue el tema “El Electoplasta” que representó como si fuera Mariano Rajoy, con movimiento de mano y pronunciación de las eses. Toda una perfecta imitación. También sonaron “Las malas lenguas”, “1999”, “Me amo” , “Marlene, la vecina del ártico” y por supuesto no podía faltar la versión de “Lucha de gigantes” de Nacha Pop que encontramos en el álbum de ‘El alpinista de los sueños. Tributo a Antonio Vega’ y que Santi canta junto a Zahara.

Y llegó la sorpresa de la noche para los presentes y fue el momento en el que Santi anunció la entrada al escenario para tocar la guitarra de Austin Slack, el niño que todo Murcia conoce. Con tan solo 12 años se subió a la tarima saludando al público como si llevará toda la vida haciéndolo, se nota que llegará lejos. Se subió al taburete y cogió su guitarra azul surfer para interpretar junto a Santi y a Jordi el tema “Noches reversibles”, al término de ésta todo el mundo aclamaba al ‘pequeño’. Como muestra este video de ese tema en concreto:

Austin siguió en el escenario para interpretar a la guitarra una nueva canción, en este caso “Incendios de nieve” donde Santi en vez de decir “…llevo una banda especial, 200 sonámbulos que silban de miedo…” dijo “…llevo un Austin especial, 200 murcianos que silban de miedo…”, preparando al público para silbar al compás de la canción. Una delicada preciosidad vivir aquel instante rodeando de tan buenos amigos y de tan buena gente. El gran Niño Magnético (Austin) estaba como pez en el agua, no quería bajarse, cantando las canciones mientras tocaba la guitarra y miraba al público y hasta a las cámaras. Sorprendente. Una última canción se marcó el joven músico murciano de Caravaca, pero con orígenes ingleses. Esta vez se disponía a sujetar el ukelele y cuando todo estaba dispuesto, empezó a sonar “Te hiero mucho”, ese amante guisante tan querido por todos nosotros.  El público sabía todas las letras de todas las canciones, la sala envolvía todo con un halo que hacía detener el tiempo. Austin se despidió entre aplausos y oyendo su nombre retumbando en el techo de la sala.

En el tramo final del concierto Love Of Lesbian tocó una canción idónea para esta época navideña que tan cercana nos queda. Si, así es, lo has adivinado, “Villancico para mi cuñado Fernando”. Una de las primeras veces, si no la primera que el grupo interpreta esta canción en directo. Toda una delicia. La penúltima canción de la noche fue “Shiwa”, donde la sala entera acompañó el estribillo gritando a pleno pulmón mientras Santi se lo pasaba pipa haciendo gestos y dibujando sonrisas en todas las caras. Para acabar, era el momento de rematar la faena dando a los fans de John Boy lo que más querian oir. “Club de fans de John Boy” empezaba con esos acordes de piano que todos reconoceríamos y que rápidamente fueron acompañados por palmas. Un final de lujo para un grupo de lujo. Unas personas que viven por y para la música, que la aman y que la sienten. Que la transmiten de una manera tan natural que se les tiene que querer. Grandes personas. Os esperamos pronto, concretamente un día después, el domingo 18 estuvieron de nuevo en Stereo dándolo todo otra vez y demostrando, si es que tenían que hacerlo, por qué son un grupo referencia en España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s