Érase una vez, un festival en invierno y al aire libre…

Ni el cambio de recinto, ni el frío ni la amenaza de lluvia intimidaron anoche lo más mínimo al público del INDIELX. El festival contaba con un buen cartel y el respaldo de uno de los grandes -Low Cost Festival- por lo que a nadie le extrañó que las entradas tardaran poco en agotarse.

Sin lluvia pero con muchas ganas de fiesta, daba comienzo la primera edición del INDIELX. Los primeros en subirse al escenario del Parque Municipal de Elche eran los alicantinos Oh, Libia!. A eso de las 19:30h y con escaso público se plantaban allí con una contundente carta de presentación. Sin duda, su directo es su mayor baza.

Era el turno de Supermosca. Potencia es todo lo que desprende la música de estos valencianos que presentaron su nuevo disco. Con un poco más de público y más ambiente, el festival empezaba a coger forma. Como ellos mismos dicen: “Olvida todo lo que supieras de Supermosca” y es que, después de algunos cambios estructurales en el grupo, parece que los nuevos Supermosca han venido para quedarse.

Y llegó el turno de Varry Brava. Con los murcianos el recinto empezaba a quedarse pequeño y el frío desaparecía. Ídolo -su primer trabajo- tiene los días contados y es que el #nuevodiscovarry está a punto y será, probablemente, en Febrero cuando este nuevo trabajo vea la luz. Un trabajo en el que, insisten, la diferencia radica en la producción. Con el directo de los Varry la diversión y el baile estaban asegurados y así lo demostraron una vez más sobre el escenario ilicitano. Ellos disfrutaron y el público más.

Maga eran los siguientes en subirse al escenario y, por tanto, en demostrar de qué son capaces. Aunque después de diez años de carrera, ésto para ellos parece fácil. Un repaso a temas anteriores y, sobre todo, la presentación de su nuevo disco Satie contra Godzilla. Y, precisamente, con uno de los temas de este nuevo trabajo llegó el clímax de su actuación. El ruido que me sigue siempre despertó al público que, manos arriba, se animó a seguir la letra.

Y llegó la hora. Todo el mundo lo estaba esperando. Impaciente, el público ansiaba la salida al escenario de Vetusta Morla. Con dos horas de concierto por delante, los madrileños comenzaban con Los días raros para hacer un repaso íntegro a Mapas –y a casi toda su discografía-. Sólo hacía falta echar un vistazo alrededor para darse cuenta de la cantidad de gente que mueve este grupo: mayores, pequeños, poperos o independientes. Todos, sin excepción, disfrutaron de la calidad -y un muy cuidado setlist- que desprende su música.

“Un rotundo éxito”. Así es como algunos definen ya la primera edición del INDIELX. Sin duda, un peculiar festival de invierno, que anoche se hizo hueco en la agenda de más de 2000 personas. Buena organización, buena música y buen ambiente: la clave del éxito de INDIELX.

Érase una vez -y será muchas más- un festival de invierno al aire libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s